5 nov. 2009

Día de muertos

La fiesta de los muertos transcurrió así en Sabinas, y es que tan rápido se fue el año que a nuestros muertos se les llego otra celebración mas. Entre flores multicolor, niños vendiendo agua, lapidas destrozadas por el tiempo y tumbas olvidadas, tal vez por tristeza o por pura costumbre, el día de muertos lo celebramos como todos los anteriores, haciendo tal vez conciencia de que “para allá vamos”, a hacerle compañía a esos que se nos adelantaron, pero sin miedo, siempre haciendo notar el humor que nos caracteriza, ese que hace que año con año nos burlemos de la muerte y hasta amigos de ella seamos, humor que se convierte en costumbre y costumbre que se convierte en tradición, y que hace que personas de otras partes, de otros lugares, nos visiten y se sorprendan de nuestra forma de vivir y de ver la vida, a través de la muerte. Día de muertos en el que aunque sea noviembre siempre se hace sentir el calor y el cielo se limpia, día en el que aprovechamos también para disfrutar de todo lo que tal vez le gusto a aquel que fuimos a visitar, un elote, tamales, chicharrones, tantos colores y tantos sabores, tantos recuerdos, de esos que en un solo día nos hacen llorar y nos hacen reír, nos hacen sentir. Las imágenes religiosas abundan en el campo santo con la creencia popular de que cuidan a nuestros muertos
Algunos simplemente fueron olvidados
Las familias acostumbran rezar frente a las tumbas de sus familiares
El cielo limpio adorno la fecha
Aunque la celebración es cada Noviembre 2, los recordamos todo el año
El 2 de noviembre, los panteones lucen llenos de color
La caña de azúcar es tradicional en estas fechas
Los altares de muertos, son la parte esencial en el tributo a los que ya no están
Las flores a veces se quedan esperando, para colaborar y honrar a los muertos
Las personas suelen pasar tiempo frente a los puestos de flores tratando de escoger las mejores
El día de muertos es una tradición mexicana que alcanza a personas de todas las edades
Este día la gente abarrota los panteones, primero para recordar y después para comer
Un elote, esquite o en la presentación que lo quiera, unos tamales, de puerco o de pollo, el maíz no puede faltar en esta celebración

No hay comentarios: