11 jul. 2011

Celebra México!

Sin duda la mejor noticia de este fin de semana, de esas que el país necesita, de las que quisiéramos ver a diario, buenas, que nos hagan sentir orgullosos, del lugar en que vivimos, de donde nacimos, de nosotros y de nuestra gente.
El campeonato de la selección nacional mexicana sub- 17, nos deja la clara y firme esperanza de que podemos ser mejores, que se puede, por eso con orgullo gritamos y corremos, salimos a la calle a demostrar que creemos en nosotros, que vibramos, que soñamos y que lo llevamos a cabo.
El domingo fueron unos jóvenes los que nos volvieron a enseñar que el país, este México, el nuestro, esta para mucho mas.
Felicidades México.
                           

5 jul. 2011

A un año de que paso “Alex” por la región carbonífera

Por: Nilda Treviño
Sin duda alguna que el 5 de julio resultara inolvidable para la región carbonífera, al momento de que paso el huracán Alex…en particular para Sabinas, que resulto severamente devastado por este fenómeno natural.
Las familias de Sabinas vivieron una de las peores tragedias, que los despojo de lo mayor de sus bienes materiales, pero no pudo arrebatarles la lucha y el coraje de recuperarse, apoyados en primer lugar por el entonces gobernador de Coahuila Humberto Moreira Valdés y los alcaldes Jesús María Montemayor Garza y Antonio Nerio Maltos de Sabinas y Nueva Rosita respectivamente.
A las 00:00 horas del 5 de julio, la ciudad de Sabinas se inundo en sus principales avenidas, en aquellos lugares a los que nunca habían llegado las inundaciones de 1922 y 1971, de acuerdo a datos de historiadores.
Nadie podía dar crédito a los niveles que estaba alcanzando el agua del Rio Sabinas y Álamos.

Familias completas salían de sus hogares en busca de refugios, tanto en Sabinas como Nueva Rosita y afortunadamente no hubo pérdidas humanas que lamentar, salvo el caso de una persona de la colonia ejidal Lázaro Cárdenas quien se empeño en permanecer en un árbol y luego fue arrastrado por la fuerza de las corrientes del rio…días después fue encontrado su cuerpo.
En Nueva Rosita era igual de complicada que en Sabinas, colonias como la Rovirosa, Las Torres, Marías se encontraban bajo el agua.
Lagrimas, gritos de coraje, temor se dibujaban en cada uno de los rostros de aquellas personas que de un día a otro se quedaron sin nada, sin embargo, a pocas horas de que se vino la tragedia, el Gobernador de Coahuila Humberto Moreira Valdés ya estaba en la Carbonífera, reunido con los Alcaldes Antonio Nerio Maltos y Jesús María Montemayor Garza, preparando esquemas de rescate, preparando paquetes de alimentos, agua embotellada, ropa nueva, calzado, brigadas de salud, todo para la recuperación y rescate de las familias damnificadas.
La solidaridad de empresarios y diferentes organizaciones fue ilimitada, en cuestión de horas comenzaron a llegar del otro lado del puente gemelos ayuda para las familias que estaban sin nada.
El recuento de los daños en Sabinas fue así:
17 colonias perjudicadas severamente, en las que se contabilizaron
9 mil 625 viviendas afectadas; de éstas,
5 mil 200 registraron la pérdida total o parcial de enseres domésticos y 1,300 sufrieron daños parciales en su estructura y así como
500 más daños estructurales totales.
25 escuelas y un gran número de negocios se vieron afectados con daños y magnitudes diversas.
En el medio rural se perdieron principalmente cercos perimetrales. Los componentes de la infraestructura dañados comprenden el vado del Río Sabinas, un canal de riego del ejido Guadalupe Victoria, la carretera federal 57, el puente Gemelos y el vado de la carretera 25 Arroyo Blanco.
Se encontraban operando 15 refugios temporales, todas las unidades administrativas del gobierno municipal trabajaron coordinadamente con los servicios locales de emergencia y personal del gobierno del estado.
Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional activó el Plan DN-III-E, a fin de atender las necesidades más urgentes de la población afectada.
Se repartieron: 65 mil litros de agua, 15 mil cobertores, 25 mil despensas, 42 mil juegos de artículos de limpieza, 6 mil 600 juegos de enseres, y mil paquetes de materiales de construcción.
Todo ello, gracias al invaluable apoyo del Gobernador Humberto Moreira Valdés, a un conjunto de empresas de Sabinas y diversas instituciones de asistencia.
Se puso en marcha los trabajos de limpieza, recolectando 25 mil toneladas de escombro, implementando el Gobierno de Coahuila y municipio 700 empleos temporales.
Se rentaron 70 camiones de volteo y 30 máquinas retroexcavadoras.
Ha iniciado la reconstrucción del vado del Río Sabinas, el puente Gemelos esta reconstruido. Los problemas relacionados con el drenaje y azolvamiento de arroyos y colectores han sido resueltos con recursos del Fonden. Se invirtieron más de 10 millones de pesos en la limpieza y desazolve, así como en la reparación de la infraestructura hidráulica.
El Cabildo aprobó un certificado de promoción fiscal por el 100 por ciento de descuento al consumo de agua por un mes, en beneficio de las familias afectadas por la contingencia.
Gracias a la pronta intervención del Gobernador Humberto Moreira Valdés, se pudo recuperar en sólo días la capacidad económica y logística del municipio. Se distribuyeron 21 millones 900 mil pesos a 498 negocios afectados, el propósito fundamental fue evitar la pérdida de empleos y reactivar de inmediato la producción.
En tanto en Nueva Rosita, con la llegada del huracán Álex, se pudo brindar la mayor solidaridad y el despliegue de la capacidad de respuesta:
Más de 7mil 500 damnificados en los 12 refugios temporales, donde se brindo alimentos, agua embotellada, colchonetas, cobertores y material diverso.
• Se rehabilito el pozo de agua junto al Gimnasio Municipal (albergue temporal) para abastecer los sanitarios y baños del mismo
• mil toneladas diarias de escombros fueron sacadas de las colonias afectadas durante 15 días
• Se destinaron apoyos por 200 mil pesos para los ejidatarios afectados
• Entre la comunidad cada tercer día se distribuían 2 mil despensas con productos básicos
• Se invirtieron 3.5 millones de pesos para rehabilitar drenajes colapsados
• Rehabilitación de 4.5 kilómetros de líneas de agua potable y drenaje
• 160 empleos temporales para labores de limpieza
• consultas médicas y medicamentos de forma gratuita
Ahora todas aquellas familias que perdieron todo, están a punto de trasladarse a sus nuevos hogares, con todos los enseres domésticos también de nueva adquisición, gracias a la gestión del Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira ante el Presidente de BANORTE y MASECA Roberto González.
Un reconocimiento de igual magnitud también para Don Antonio Gutiérrez, Director General de la cadena de tiendas de auto servicio “Súper Gutiérrez” quien sin dudarlo un segundo, abrió las puertas de todos sus establecimientos para llevarles alimentos y productos de primera necesidad a las familias damnificadas.
Las familias de Sabinas y Nueva Rosita nunca podrán olvidarse del 5 de julio, cuando la naturaleza cobro su derecho de paso.
El 5 de julio fue una pesadilla para Sabinas y Nueva Rosita, con el paso del huracán Alex.
De un momento a otro, muchas familias se quedaron sin nada y tuvieron que salir con lo puesto de sus propios hogares.
El gobernador de Coahuila Humberto Moreira Valdés ya estaba en la carbonífera a pocas horas de la inundación.
Jesús María Montemayor Garza, alcalde de Sabinas nunca dejo solos a sus conciudadanos, estuvo noche y día con todos ellos.
Antonio Nerio Maltos, Presidente Municipal de Nueva Rosita, jamás desistió y personalmente entregaba cada uno de los apoyos a sus familias de este municipio.
Por tierra, aire, hasta aquellos lugares donde no había carretera, llegaban las ayudas de todas partes.
Ni las crecientes de 1922 y 1971 habían alcanzado los niveles como sucedió ahora en el 2010 con el Huracán Alex.
Como si hubieran estallado bombas en Sabinas y Nueva Rosita…todo estaba devastado.
Para apoyar a las familias damnificadas, BANORTE y MASECA entregaron recursos al gobernador para construir viviendas dignas para todos ellos.
Las primeras damas de Coahuila y de los Municipios de Sabinas y Nueva Rosita recorrían calles de aquellos sectores damnificados.